Escuela de artes marciales Eiamm

Con un local de 300m2 y un ajustado presupuesto el resultado final es un espacio de escuela de artes marciales donde el programa contemplaba una recepción, vestuarios, aseo adaptado, una sauna, una sala para fisioterapia y una gran sala de entrenamiento de 200m2. La recepción articula todos esos espacios con una gran altura de techos, instalaciones vistas, luz suspendida y materiales como el hormigón pulido, hierro y cristal se consiguió un espacio deportivo singular, diferente y con personalidad propia.